El flamenco contiene muchas “no-certezas”, se mueve en un terreno hipotético en algunos de sus aspectos, ya que los estudiosos no se ponen totalmente de acuerdo en ellos. Muchas de las aseveraciones que se tienen de él solo son ideas, hipótesis, medio certezas… o como queramos llamarlas, aunque haya consenso en que muchas de ellas son así. Desde su origen musical al geográfico, desde las influencias musicales a la consideración de ser flamenco o no algún tipo folclórico musical, desde la etimología de su nombre hasta la procedencia del pueblo gitano y cómo se constituyó dicho pueblo en conservador de esta música, etc. En ellos iremos entrando en las próximas entregas.

Una de sus grandes certezas es su gran expresividad, así como su calidad literaria. Esto es indiscutible. Alguien me dijo alguna vez: “¿qué me diga alguien un baile popular que exista en el mundo que pueda expresar tantos sentimientos como lo hace el baile flamenco? Yo no lo conozco”. No sé si lo habrá, quizá sí, pero lo que es cierto es que el flamenco (en tres vertientes de baile, toque y cante) tiene una capacidad enorme de expresar cada registro de los sentimientos humanos, desde la mayor de las tristezas a la mayor de las alegrías, solo hay que ver un espectáculo de Eva Yerbabuena o un recital de Paco de Lucía para comprobarlo.

En cuanto a su calidad literaria, desde que Antonio Machado y Álvarez, “Demófilo” (padre de los famosos poetas sevillanos), recopiló por primera vez todas las letras flamencas que había oído en su Colección de cantes flamencos se ha podido comprobar toda la riqueza que contiene en su fondo y en su forma estas letras populares. ¡Y como ha interesado a muchos poetas cultos este tipo de composiciones! De hecho, Augusto Ferrán (gran amigo de Bécquer) ya había editado años antes su libro La Soledad, donde incluye muchos poemas propios con la forma y el fondo de los cantes flamencos, además de otros populares que había recopilado. A raíz de este libro, y del prólogo, obra de Gustavo Adolfo Bécquer (digno de estudio para filólogos, ya que muestra la importancia del flamenco para Bécquer y, por tanto, para la poesía española contemporánea), son muchos los poetas que se han acercado al mundo flamenco, ya sea para componer letras flamencas o para intentar describirlo en sus composiciones o para servirse de su ritmo o “compás” para sus poemas: el propio Bécquer, Manuel Machado, Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Rafael Alberti, Fernando Villalón, José Moreno Villa, Félix Grande, Antonio Murciano, etc. Una aclaración pertinente para los no iniciados: los cantes flamencos no suelen tener un solo tema en sus interpretaciones (aunque haya alguna canción o copla adaptada al flamenco, sobre todo por bulerías que sí pueden tener una unidad temática), sino que las estrofas son un poema cerrado en sí mismo, pudiendo el cantaor introducir muchos temas en cada palo (o tipo de cante) que forme parte de un recital. Es decir, si un cantaor interpreta una soleá, cada estrofa que cante puede tener una temática diferente y es una composición cerrada. De ahí se desprende una de las dificultades de componer letras flamencas, del hecho de decir tanto en tan pocas palabras. Además de tener que amoldarse a un uso léxico, sintáctico y retórico acorde a su origen popular.

Y para muestra, botones en forma de recomendaciones: en el cante recomendamos dos discos de una de las más grandes cantaoras que hay, Carmen Linares (mi favorita de las cantaoras vivas). Dos discos por la sencilla razón de que en Antología: La mujer en el cante (https://www.youtube.com/watch?v=h25WK98U5O4) está reflejado mucho del flamenco de las que le precedieron con todas sus coplas populares de herencia y en Raíces y alas (https://www.youtube.com/watch?v=21KIwXhU5Xw) Carmen interpreta poemas de Juan Ramón Jiménez, con lo cual viene al caso sobre la breve explicación literaria anterior. En el baile recomendaría cualquier espectáculo de la ya nombrada Eva Yerbabuena (https://www.youtube.com/watch?v=PNzQIw3uk1I). Y el toque, no puede ser otro que Don Paco el de la Lucía y su disco Cositas buenas, una de sus obras culmen (https://www.youtube.com/watch?v=izhw7QnXn2I).

No responses yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *